Saltar al contenido
De Imperios a Naciones

El Roman de Flamenca y el disco “El mal querer” de Rosalía

El Roman de Flamenca es un romance que tiene como tema principal los celos. En las 139 hojas de pergaminos que compone el escrito encontramos la historia de Flamenca, una mujer cuya belleza le lleva a sufrir los celos de Archianbault, un influyente caballero. Ambos se casan por conveniencia del padre de Flamenca, el conde de Nemours, quien desea tener una poderosa alianza con Archianbault. Cuando los celos comienzan a florecer, Flamenca tendrá que vivir privada de su libertad en una torre y soportar el continuo ataque psicológico de su marido. No obstante, la situación mejora con la llegada de su amante, Guillem de Nevers, quien ayuda a Flamenca a salir de la situación de dominación. Sabemos que el romance se desarrolla en un contexto histórico concreto, lo cual nos lleva a pensar que la narración pudo servir como fuente de aprendizaje en la Edad Media. Pero, ¿cuál es ese contexto? El romance se escribe en los sucesos de la cruzada contra la herejía cátara. Nos encontramos en unos momentos de decadencia de los mandatarios de la iglesia católica, donde para éstos es más importante el dinero antes que dios. Así lo deja escrito Inocencio III el 12 de julio de 1199 en una carta enviada al obispo de Narbona, apuntándole los errores de los grandes mandatarios de la Iglesia.

Debido a esta decadencia, surgen nuevas manifestaciones religiosas como los valdenses, patarinos, cátaros… que disentían de la religión oficial, poniendo en jaque la hegemonía feudal de la Iglesia. Como respuesta a esta situación, la Iglesia, lanza el 9 de marzo de 1208 una carta dirigida a los arzobispos de Narbone, Arles, Embrum y Lyon, así como a los conde, barones y poblaciones del reino de Francia para acabar con estos grupos dentro de su territorio. Como uno de los protagonistas de la lucha albigense aparece el conde de Nevers, hermano de Guillem de Nevers, el amante de Flamenca. Es importante este conflicto en cómo afectó de manera directa la producción literaria de los trovadores.

En cuanto al Roman de Flamenca, el relato se aferra a un contexto real con el objetivo de que el mensaje quede claro y no se pervierta la fábula con una mentira. ¿Qué mensaje? En la Edad Media encontramos dos formas de amor en la literatura. Por un lado, nos encontramos con el amor cortés, en el que la mujer es sometida a un amor idealizado; la mujer se usa como moneda de cambio en un matrimonio pactado con el fin de que la familia, en especial el padre, aumente su poder. Por otro lado, tenemos el amor popular, en cuyo caso la mujer tiene libertad amorosa y sexual, es decir, reclama su derecho a enamorarse de quien más desee.

Ahora bien, en el Roman de Flamenca los dos amores están presente, es más, se fusionan. En un principio aparece el amor cortés al ser un “amor” acordado por su padre con Archianbault para aumentar su poder y acabar con Flamenca siendo apresada por los celos de éste. Pero, además, nos encontramos con el amor popular, al revelarse ésta contra su marido tomando a su amante, Guillem de Nevers.

El argumento del Roman de Flamenca se basa en una historia real acontecida en la casa de Bourbon entre 1191 y 1196. En ella Gaucher de Vienne, señor de Bourbon l`Archianbault decidió recluir a su esposa Matilde en una prisión.

El primer editor fue Rainouard en 1834, pero la única traducción al castellano la tenemos de la mano de Jaime Corvasí Carbonero para su tesis doctoral. Como ya hemos mencionado el romance estaba escrito en lengua occitana, compuesta por 139 hojas de pergaminos y escrito en versos rectos en una sola columna. Además, el texto presenta algunas pérdidas en el principio y final, pero lo que se conserva es completamente legible

¿Qué representan los espacios en el Roman de Flamenca?

A lo largo del romance nos encontramos con tres espacios bien definidos: la torre, los baños y la iglesia, donde se desarrollan las escenas y cada una de las cuales tiene una funcionalidad. A parte, nos encontramos otros espacios de menor envergadura como la corte y las actividades caballerescas. Por otro lado, el tiempo de la obra se divide en cuatro años, donde cada año tiene lugar en un espacio.

En primer lugar, nos encontramos en la torre. Ésta representa un espacio cerrado, el cual viene a simbolizar la represión del amor contenido en una estructura social, que es a la vez la personificación de la actitud del celoso. La torre aparece en los dos primeros años que acontece la boda, los celos del marido y el encerramiento en la torre.

¡No se puede impedir ni por la fuerza ni por el secuestro en una torre que el corazón prendado de amor no haga, antes o después, su voluntad, quienquiera que sea su guardián! Pero seguiré este consejo: de un exceso de frío y de sol la guardaré bien, y del hambre. ¡Maldito sea mi corazón de tanto amarla si no la guardo de otro! No le daré otro carcelero que a mí mismo, porque no encontraré al más fiel, incluido el cielo […] La torre es grande y el muro robusto; la tendré encerrada con una dama de compañía, o dos, para que no permanezca sola.

El roman de Flamenca

Los baños encarnan la libertad y el espacio de entrega amorosa de los amantes. Es el espacio que acoge por primera vez el encuentro de ambos y donde él decide expresar lo que siente por ella.

A menudo, fingiría estar enferma, pues esa enfermedad que le reanima y cura el corazón le agrada. Al menos volverá a los baños cuatro veces por semana, si puede, con más gusto que a la iglesia y ante los santos.

El roman de Flamenca

Por último, la iglesia es el escenario que simboliza la ambigüedad entre los amantes, es decir, es la parte profana y sagrada al mismo tiempo. Es el espacio donde Guillem aprovecha para acercarse a Flamenca durante la misa para conquistarla.

El Roman de Flamenca y el álbum”El Mal Querer” de Rosalía

Los acontecimientos que nos narran hace siete siglos lo podemos apreciar en la actualidad. En los periódicos nos encontramos con titulares sobre el maltrato a la pareja a causa de los celos. Un mal que sabemos que tiene bastante camino corrido.

Ante este tema nos topamos con la cantante Rosalía y su disco el “El mal querer”, publicado el 2 de noviembre de 2018. Es un álbum experimental y conceptual, cuyo tema vira sobre una relación tóxica inspirado en el Roman de Flamenca y ha sido, además, premiado con dos Grammys Latinos. Rosalía Vila Tobella nació en Sant Esteve Sesrovives, Barcelona, el 25 de septiembre de 1993. Es una joven cantante, cuyo primer álbum titulado “Los Ángeles” fue lanzado el 10 de febrero de 2017. Además, el éxito cosechado con su último álbum, “El mal querer”, le ha permitido participar en la grabación de la película “Dolor y gloria” de Pedro Almodóvar , siendo su primera aparición en la gran pantalla junto con otros grandes artistas como Penélope Cruz.

El disco “El mal querer” está inspirado en la copla y en canciones flamencas fusionadas con trap, pop y rap. No solo la letra está cargada de simbolismo, sino que la iconografía también participa en la historia que nos quiere contar. Por ejemplo, en la portada del disco aparece representada Rosalía como un ángel, donde usa el cabello largo y las luces del cielo para tapar sus partes más íntimas. Toma la referencia de los cuadros semidesnudos del pintor Francisco de Goya.

El disco se compone de once canciones, nombrados como capítulos. Estos capítulos engloban el transcurso de la vida de una mujer que se enfrenta a la dominación de su marido: augurio, boda, celos, disputas, lamento, clausura, liturgia, éxtasis, concepción, cordura y poder. Todos estos temas son los que podemos leer desarrollados en el Roman de Flamenca de una forma clara a pesar de no encontrarse dividido.

¿Qué narra el disco “El mal querer”?

Antes de comenzar con esta sección, debo aclarar que ésta es una visión subjetiva de los sentimientos que me han trasmitido las canciones y mi percepción de la relación del disco con el texto, así que me disculpo de antemano si lo que está escrito no corresponde con la opinión que alguien pueda tener sobre el tema y le animo a que me indique su propio punto de vista sobre el asunto.

En el primer capítulo, Augurio, nos cuenta la intuición de la mujer ante un acontecimiento venidero, donde el título de la canción “Malamente” nos da una pista de que éste va a ser negativo. De otra forma, el título y parte de la letra podría ser un indicio de que nos va a hablar de una situación ya vivida, por lo que nos encontramos ante un flashback.

En el segundo capítulo, Boda, nos encontramos la celebración del enlace. Sin embargo, el título de la canción nos dice “Que no salga la luna”, la cual es un símbolo de la muerte, pero también está asociada a la navaja o cuchillo. Podemos ver un símil con la obra de Federico García Lorca: “Bodas de Sangre“. Aquí, el autor transporta al lector a la pasiones más oscuras, como los celos, la persecución o el trágico final, la muerte. Además, Lorca usa el puñal, el cuchillo o la navaja como elementos que atraen la fascinación y, la protagonista es la novia, la cual es consciente de la forma de ser del hombre con el que se va a casar. Por tanto, al igual que Flamenca, está condenada a casarse con él.

Llegado al tercer capítulo nos encontramos con los Celos. En este caso el protagonista de la canción es su marido, quien comienza a vigilar a su esposa con su mirada. La mujer expresa que esas miradas son como “una bala en el pecho”, es decir, que le produce dolor o sufrimiento. La actitud del celoso es la personificación de la torre en el romance, donde Archianbault tiene que encerrarla para evitar que se acerque a otros.

El cuarto capítulo del álbum parece narrar el maltrato físico y psicológico. La torre personificada se materializa y la mujer entra en una espiral de golpes y acoso por parte de su marido, quien le ofrece dos facetas: la amorosa y la violenta.

En el quinto capítulo continúa en su torre encerrada con sus pensamientos al no querer contar a sus familiares lo ocurrido. Pero, en un momento, reniega de algo a lo que le tenía afecto. Ese algo puede su marido, el cual se supone que le tiene que hacer feliz, pero su destino la ha conducido por un camino lleno de amargura. Ese cambio se produce cuando ella misma se ha dado cuenta verdaderamente quién es ese hombre.

El capítulo sexto es el culmen, es el cambio, la rebeldía. Como la mujer se reveló al destino que le tocó, es ahora el momento en el que nuestra protagonista asciende del infierno. En el caso de Flamenca, esto ocurrió al encontrarse con Guillem de Nevers, pero en esta historia son los hijos que tiene en esa relación los que la salvan.

La cantante en su letra nos deja ese mensaje de cómo en algunos casos las mujeres no son consientes de la situación de maltrato que están viviendo. Como vamos viendo, Rosalía nos muestra a través de los capítulos lo que los psicólogos definen como ciclos de violencia de género, que se estructuran de la siguiente manera:

– En la primera se observa una situación calmada, que se mantiene según el agresor.

– La segunda fase es la acumulación de tensión, donde el agresor comienza a ejercer un maltrato psicológico basado en la idea de control. El objetivo es desestabilizar a la víctima.

– La tercera fase es la de explosión, en la que el agresor comienza la descarga de tensiones con aumento del maltrato psicológico y comienza con las agresiones físicas.

– Por último, la fase de Luna de Miel, donde el agresor mantiene una conducta compensatoria con la víctima para disculparse y hacerle sentir que las situaciones vivida no volverán a ocurrir.

En el sexto capítulo, “Preso”, ella se vuelve consiente de su prisión, analiza su situación de prisionera y reflexiona sobre lo sucedido para no acabar otra vez en el mismo bucle de maltrato y violencia.

Ahora bien, en el séptimo capítulo nos encontramos cómo la mujer se encuentra sola y va ahogando sus fuerzas para salir de la situación. No obstante, como un ángel caído del cielo, piensa que la única forma de mejorar es la de concebir un hijo. Como hemos dicho, en el Roman la salvación de Flamenca se da de parte de su amante Guillem y de la lectura, mientras que aquí el salvador será el hijo.

Como evoca el título del capítulo ocho, “Éxtasis”, éste es el momento de la pasión; es cuando acontece el momento de su plan de concebir un hijo. No obstante, a pesar de aferrarse a algo bueno vivido con él, la mujer se encuentra pasiva durante el acto. Además, el nombre de la canción, “Di mi nombre”, nos hace entender que quiere que se le reconozca, que no sea más que un mero objeto suyo.

Nos encontramos en el capitulo noveno con la “Concepción”. La protagonista de esta historia se ha quedado embarazada. Esto le lleva a sentirse con la obligación de defender a su hijo, el cual es una criatura aún más indefensa que ella. Se encuentra feliz del cambio a pesar de lo sufrido.

En este penúltimo capítulo llegamos al final de la relación. Como bien dice el nombre del capítulo, “Cordura”, la mujer es totalmente consciente del ambiente que le rodea. Además, ella se encuentra en una situación de gestación y ve que sino sale de ahí las cosas no van a cambiar a pesar de tener a su hijo. Sin embargo, el fin no va a ser pacífico, sino más bien violento y acabará con la muerte del marido. En ese momento es cuando ella se da cuenta de que su libertad está donde acaba la de su esposo.

Al final de esta trágica historia se muestra el empoderamiento de la mujer frente a la situación de maltrato. Ahora, la mujer ha aprendido y no va a dejar que nadie le culpe de los hechos, ya que solo ella es quien conoce lo que ha sufrido. Observamos el renacer de una nueva mujer, más experimentada y con deseos de cambiar su vida y empezar a vivir.

El hilo que une el álbum “El mal querer” de Rosalía y el Roman de Flamenca es la historia de un amor roto, un amor podrido, que acaba afectando principalmente a la mujer, la cual se encuentra indefensa ante los ataques de su maltratador. El disco de Rosalía ha permitido que la obra resurja en esta época y permita a una gran cantidad de personas interesarse por esta historia y poder disfrutar de literatura medieval de una forma atractiva para los lectores.


Derecho de imagen de la portada: Filip Custic y edit.um