Saltar al contenido
De Imperios a Naciones

La mujer en la película “Surcos”

La película Surcos, estrenada en los cines el 26 de octubre de 1951, narraba la historia de una familia campesina que se traslada a la ciudad en busca de nuevas oportunidades. El film trata como tema principal la inmigración interna que sufrió España durante el franquismo. Antes de leer este post te aconsejamos que leas nuestra reseña. En ella hablamos un poco del papel de la mujer, pero aquí analizaremos de forma más extendida la figura femenina en la película.

A modo introductorio tenemos que diferenciar dos tipos de mujeres, la “mujer buena” y la “mujer mala”. Durante la etapa del franquismo la mujer buena eran consideradas aquellas mujeres que estaban ligadas a las buenas costumbres. Una serie de códigos de conducta y valores sociales, éticos y culturales que desde su más tierna infancia las madres les transmiten, como la sumisión, la honradez, la honestidad y la religiosidad. Esta serie de normas sociales delimitaban al individuo en lo que “está bien y es lo correcto hacer”. Como es sabido para los hombres, una buena mujer estaba destinada a ser trabajadora, modesta, prudente, delicada, afable, una mujer que sepa dirigir su casa, planchar, fregar, cocinar y que dedica tiempo a la educación de sus hijos.

Por razones obvias, la mala mujer no podía ser otra que la que sobresaliera de los límites de las buenas costumbres establecidas por el nacionalcatolicismo. Eran mujeres libres y solteras, ya que algunas rehusaban el matrimonio. Dentro de este grupo nos encontramos a las prostitutas, mujeres que se vieron obligadas a prostituirse en busca de un salario aún sabiendo las consecuencias, como el repudio social o el rechazo de su familia por considerarlo una deshonra.

Por otro lado, no menos importante, está la familia En ésta tiene un papel crucial la figura de la mujer, ya que se consolida como una institución de control social, es decir, un entorno donde son educadas e iniciadas en la vida social. El sistema familiar que se mantiene durante el franquismo es el tradicional; es decir, una familia patriarcal. El cabeza de familia es el padre, titular de la patria potestad y quien sostiene económicamente a la familia. En cambio, la madre se dedica a la educación de los hijos y a las labores domésticas.

Rosario, modelo de “buena mujer”

En Surcos el modelo de la buena mujer está representado por Rosario, hija del titiritero. Rosario es una mujer que entiende cuál es su rol dentro de la sociedad. Una mujer que se muestra afable, delicada y servicial, ya que atiende no sólo a las necesidades de su padre, sino también a la de su futuro esposo, todo ello con gran amabilidad y disposición. Rosario no proviene de una familia adinerada, sino que vive a las afueras del centro de Madrid en un barrio de chabolas junto a su padre. El hecho de que se muestre como una mujer recatada, modesta, educada sin salirse de lo establecido es gracias al entorno familiar donde crece. Además, el director utiliza un detalle estético para diferenciar a Rosario de las demás féminas: el cabello rubio.

Escena de la película Surcos, donde Rosario esta con su padre titiritero y manolo en la cocina en el barrio a las afueras de madrid. en una chabola
Rosario con su padre y Manolo

Dentro de las buenas costumbres el padre, para poder dar cobijo al hijo menor de los Pérez, le pone la condición de que debe vivir en casa de la vecina hasta que él y Rosario se casen, ya que no estaba bien visto en sociedad que dos jóvenes sin parentesco vivan juntos sin ser pareja casada ante los ojos de Dios y podrían exponerse al “qué dirán“.

En una escena posterior, una vez que los jóvenes reconocen su amor, el futuro suegro lo acepta siempre y cuando lo hagan “como Dios manda”; es decir, siempre y cuando Rosario conserve su virginidad hasta la noche de bodas, manteniendo así una actitud recatada y correcta.

Finalmente, observamos la personalidad servicial de Rosario y su capacidad de gestionar las labores del hogar cuando, al llegar a casa de los Pérez y ver que el señor Pérez está limpiando, ella toma el mando y le pide que le deje hacer las labores a ella para poder terminar antes y así poder ir a ver a su cuñada cantar.

El director no somete a violencia de género a Rosario porque sus valores son los que las mujeres deberían seguir. Su comportamiento con los varones se debe a la educación que ha recibido de su padre, quien nos muestra en una escena con las marionetas una historia de violencia contra la mujer.

Representación del maltrato a una mujer con títeres (Surcos, 1951)

La escena es un ideal de la moral cristiana de la época respecto a la mujer. Vemos que la mujer no puede pedir explicaciones al marido, ya que como es jefe de la unidad familiar puede hacer uso de su dinero y su actividad sin tener que rendir cuentas a nadie. En caso de que la mujer le reclame, ésta será castigada por revelarse contra su esposo.Es una escena que intenta ilustrar el comportamiento que deben tener las personas en esa época. Actualmente vemos esa escena como una barbarie, algo totalmente denunciable, pero observamos como Rosario ve la escena sonriente, divertida, sin ser consciente de la violencia que se ejerce a su persona de manera indirecta.

El uso de la marioneta para ilustrar la escena de maltrato haría que su dramatismo se redujera por el componente cómico e infantil de la marioneta, a pesar de que acaba por convertirse incluso en un asesinato (no olvidemos que le ha arrancado la cabeza). Sin embargo, si indagamos más en el trasfondo de la escena, la representación con marionetas sería mucho más inquietante. Suponemos que el público objetivo del titiritero son niños. Por tanto, vemos como desde pequeños se deja claro los roles del hombre y la mujer en sociedad; ya desde niños están diciendo que está bien que un hombre pegue a una mujer si ésta es “contestona” y dejan claro a las niñas que si osan rebelarse ante la autoridad de su marido su destino será ser apaleadas hasta morir.

Pili, modelo de la “mala mujer”

El modelo de “mala mujer” está representado por Pili. Una mujer rebelde, libre, astuta, imprudente, dura, desagradable y carente de pudor, que reta a la moral cristiana con escenas como el beso en las escaleras de la corrala, el intento de compartir la cama con un hombre sin estar casados, fumar o entrar en sitios propio de los hombres, como los bares. Posee un cuerpo deseado por los hombres, cuestión que hace tener más poder sobre éstos.

A pesar de ser un mal ejemplo, Tonia la observa con admiración. El poder que tiene Pili en los hombres se muestra como un peligro. Del mismo modo que Rosario muestra cómo deben ser las mujeres y lo que les pasará si se salen de ese molde amable y sumiso, con el personaje de Pili se pretende advertir a los hombres de que su vida puede caer en desgracia si se juntan con este tipo de mujeres. Este ejemplo se observa en el personaje de Pepe, cuya existencia se va volviendo cada vez más desgraciada intentando mantener contenta siempre a Pili manteniendo todos sus caprichos.

Pili agarrando a Pepe malherido

También, a diferencia de Rosario, Pili sí sufre momentos de violencia machista, lo que nos da a entender que al no adoptar una sumisión al hombre ésta acaba por recibir golpes. Ejemplos, la escena de “El Mellao” agrediendo a Pili a causa de usar su influencia para que Pepe obtuviera un nuevo trabajo. Otro momento de agresión es en el patio de la corrala. El escenario está abarrotado de mujeres y niños que observan la pelea entre ambos. Tras recibir los golpes las otras mujeres defiende la actuación del hombre. No hay sororidad entre mujeres, menos aún con las que escapan de su rol como esposa y madre. La situación es de doble agravio: primero el dolor físico de los golpes y segundo el dolor psicológico, por la humillación en público.

Para reafirmar que el poder del hombre está por encima del poder de la mujer “El Mellao” pronuncia lo siguiente “Si lo estás deseando, cariñito. Te daré unos sopapos porque eso es lo fetén y después, enamorados como dos palomas“. Éstas palabras las pronuncia cuando vuelve a buscarla y forzarla a marcharse con él.

Una de las preguntas que nos podemos hacer es: ¿Pili es realmente la causante de la muerte Pepe? Digamos que sí. Pili es la que le busca el trabajo arriesgado a la par que le ha hecho ganarse la enemistad de su ex pareja, quien acaba finalmente matándolo. La película nos quiere dar una visión de lo que le ocurre a aquellos hombres que acaban en manos de mujeres poderosas, pero de mala influencia.

“El Mellao” buscando a Pili para que se escape con él a la fuerza

La madre: el matrimonio

En todo esto ¿qué función cumple la madre? La madre aparece en la casa realizando las tareas domésticas y administrando la economía. O por lo menos así deberían estar. La mujer casada se enfoca al ámbito privado, al cuidado de los hijos y a las labores domésticas. Además, está sometida a la autoridad del patriarca. Sin embargo, ¿por qué el padre acaba realizando las tareas de la casa? Puede que, al llegar a la ciudad, la moral quede corrompida y los valores de la familia tradicional rotos, o bien puede ser una burla a aquellos hombres que no pueden cumplir con su función de patriarca y sustentador económico. Sin embargo, los roles sexuales quedan reestablecidos en el momento en el que padre recibe una carta con una oferta de trabajo. Las palabras que pronuncia: “Tengo trabajo de hombre y este mandil te los vas a poner tú. Y te vas a meter en la cocina, que es tu lugar“.

Otras escenas que se salen de la norma establecida por el régimen en término marital es cuando la madre le oculta al padre que Tonia toma clases de canto. Todo el entramado que monta “El chamberlain” es para conseguir mantener relaciones con la joven. El padre, cuando se entera de todo, decide golpear a la madre. El golpe no le quita ese halo de bondad por haberle pegado, pues cuenta con la aceptación de los presentes. Es un acto que se puede entender como una muestra de restaurar la jerarquía y volverla a poner en una situación de inferioridad.

Escena donde vemos a la madre de Tonia hablando con doña Engracia, despues de que su marido le abofeteara la cara.
Madre de Tonia con su amiga Engracia

Su amiga, Engracia, afianza aún más la aceptación de la agresión por parte del varón diciéndole “en ocasión semejante, mi marido, que en gloria esté, me dejó para ocho días en cama“. La amiga no muestra empatía, sino que le advierte que podía haber sido peor la paliza a recibir. Es una muestra de justificación de la violencia como mecanismo para mantener la estructura conyugal, donde los maltratadores son protegidos, mientras que la víctimas son culpabilizadas de sus desgracias.

Tonia: modelo de la “buena y mala mujer”

Por último, ¿qué pasa con Tonia? Tonia va sufriendo un cambio a lo largo de la película. Tonia, al igual que Rosario, era una mujer de buenas costumbres, pero a llegar a la ciudad y observar la forma de actuar de Pili, ésta va cambiando su personalidad hasta transformarse en lo que se conoce como la “mala mujer”. Tonia es una mujer joven con un sueño, ser cantante. Ve en los carteles de la ciudad una bellas mujeres y sueña ser como ellas. No obstante, sus deseos se ven truncados cuando conoce al jefe “El Chamberlain” quien, a pesar de darle las facilidades para triunfar, acaba siendo un fracaso. Ese fracaso es premeditado por él para acabar psicológicamente con la mujer y conseguir su objetivo, mantener relaciones sexuales con Tonia. La honra de ella y sus allegados queda burlada.

En la escena que aparece con la bata de plumas, fumando y peinada con un moño alto hace pensar que ha acabado por convertirse en una “mala mujer”. El padre, cuando la ve, sin abrir la boca le abofetea y le da sus ropas. El mensaje es claro: las decisiones de una mujer no conducen a un buen camino y es el padre de familia quien tiene que solucionar las decisiones, tanto de la madre como de la hija. Los golpes a la mujeres en este caso son un mecanismo necesario para someterlas al buen camino y dejar claro la jerarquía dentro de la familia.

Escena de la película con el chamberlain y tonia antes de cantar en el escenario del barrio

“El Chambelain” hablando con Tonia antes de la actuación.

Por último, la única forma de reparar la deshonra de la familia es que el “Chamberlain” se case. Éste se niega e, incluso, se ríe de Pepe mientras hace tal petición. Le dice que su único fin era su hermana y que ahora que lo ha tenido ya no le interesa. Se muestra cómo una vez más es la mujer la culpable de la situación en la que ha acabado.

El director pretende dejar claro cuáles son las posiciones de las mujeres en la familia y en la sociedad. Éste hace uso de la violencia como instrumento necesario para afianzar los valores y la jerarquía de los hombres frente a las mujeres. Éste es el reflejo del comportamiento normativo que tienen que mantener los personajes femeninos y las consecuencias de saltarse las normas.

Surcos fue una película que rompió con los esquemas del cine de la época. Un cine que estaba dominado por la propaganda del régimen de Franco y la exaltación del folclore. Es una película que nos ayuda a visualizar la dificultad de los campesinos emigrantes en la ciudad. Nos muestra los graves problemas de la dictadura franquista, como la miseria rural y urbana, así como la falta de oportunidades en una economía autárquica. Así mismo, nos muestra (aunque suponemos que no era su intención pues él no lo vería así) el tan establecido y socialmente aceptado machismo de la época, el cual nos parece una salvajada si lo comparamos con la sociedad en la que vivimos actualmente.

Bibliografía

[1] Álvarez San Román, M. (2016), “Este es el mejor argumento que se puede esgrimir contra las mujeres: La película Surcos (1951) como herramienta pedagógica para el estudio de la violencia de género”, SEECI, 39, pp. 89-104.
[2] Gomez, Asuncion. “La representación de la mujer en el cine español de los años 40 y 50: del cine bélico al neorrealismo.” Bulletin of Spanish Studies 79.5 (2002): 575- 589(15).
[3] Rodríguez, M. (n.d.). Reflexiones en torno a la “Feminidad”: Claves para entender la pervivencia del Patriarcado (1850-1950).. [online] Dialnet. Available at: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=4715144 [Accessed 27 Oct. 2019].