Saltar al contenido
De Imperios a Naciones

El abogado que ganó un caso después de muerto

Clement L. Vallandigham

A lo largo de la historia nos encontramos con numerosas muertes absurdas, pero la que vamos a narrar ocurrió por tomarse se lleva la palma. Está bien que nos tomemos nuestro trabajo en serio pero, a ver, todo tiene un límite.

El protagonista de nuestra historia es Clement Vallandigham, un abogado nacido en Ohio (Estados Unidos) en 1829. A parte de ser un hombre de leyes y político (fue representante de la Cámara Baja del congreso) participó en la lucha contra la esclavitud y contra la Guerra de Secesión. La muestra contraria a la guerra le reportó una condena. Estuvo exiliado en Canadá hasta su regreso en secreto a Ohio. No obstante, después de su regreso su carrera como abogado finalizó durante un juicio como veremos ahora.

Clement L. Vallandigham

Nos remontamos a 1871. Nuestro protagonista tenía que defender a Thomas McGehan, acusado de asesinato. La defensa del acusado fue que en medio de una trifulca con la víctima, la propia arma de la víctima se disparó accidentalmente causándole la muerte. En unas circunstancias normales, el acusado sería condenado por asesinato, sin embargo, el prestigio de nuestro protagonista hizo que el caso se alargara unos días, incluso, como veremos más adelante, consiguiera la absolución del acusado.

Un día, el abogado decidió recrear paso por paso lo ocurrido el día de la pelea. Para ello, preparó un arma descargada y pidió la ayuda a los asistentes, en este caso a sus compañeros abogados, para que le ayudasen a recrear la escena. Con ello quería demostrar que una pistola colgada en la cintura podía dispararse sola cuando te levantabas del suelo al estar de rodillas. Efectivamente, demostró que el arma se disparó sola, aunque el único detalle es que el arma que había empleado en la recreación no era el arma descargada que había preparado previamente, sino el arma cargada de la escena del crimen. La bala salió disparada nada más levantarse como hizo la víctima y penetró en su vientre.

Gracias al esfuerzo de nuestro abogado por organizar una reconstrucción tan convincente Thomas McGehan fue absuelto. Sin embargo, él no acabó tan bien, pues horas después falleció en el hospital a causa de una peritonitis. Como dice el refranero, cuidado con las armas que la carga el diablo.

Bibliografía

[1]VALLANDIGHAM, J (1872): A Life of Clement L. Vallandigham, Turnbull Brothers, Baltimore. Consultado Online el 22 febrero de 2021 https://archive.org/details/alifeclementlva00vallgoog
[2] s.n. “Representative Clement Vallandigham of Ohio,” en History, Art & Archives, U.S. House of Representatives. Consultado online el 22 febrero de 2021  https://history.house.gov/Historical-Highlights/1800-1850/Representative-Clement-Vallandigham-of-Ohio/