Saltar al contenido
De Imperios a Naciones

La fabricación de la cerveza en el Antiguo Egipto

La bebida alcohólica ha formado parte de la dieta de los pueblos y civilizaciones de la Antigüedad. Para las sociedades, como los egipcios, la bebida alcohólica ha desempeñado una papel importante en las prácticas religiosas, rituales y cultos, además de ser protagonista en las fiestas y banquetes por su valor social. Por otro lado, la cerveza se usaba como moneda de pago al trabajo realizado, por ejemplo, de los trabajadores de la meseta de Giza. Son muchos los indicios que disponemos para saber que los encargados de las construcciones de las pirámides eran trabajadores y no esclavos. Una de ellos era el pago de tres raciones de cerveza al día por su labores.

Egipto era el gran cultivador de cereal del Mundo Antiguo gracias a la propia naturaleza del país. En este caso la cerveza no era exclusiva de la realeza Faraónica y su entorno cortesano, sino que era accesible a las familias modestas y a los humildes campesinos. Sin embargo, aquellas cervezas de calidad o de importación solo eran para la capa más selecta de la sociedad. Las familias modestas y campesinos se debían conformar con una “bebida” que era más un complemento alimenticio que una bebida propiamente dicha, ya que era un papilla espesa muy poco fermentada.

Recolección de trigo en Egipto

La cerveza era conocida comúnmente como heqet, aunque también aparece como tenemu. Éste último le da nombre por la diosa Tenenet, la diosa de la cerveza. Al parecer los egipcios tenían una deidad destinada al oficio, pero es Osiris quien aporta el conocimiento de la cerveza a los egipcios, ya que es el dios de los muertos y de la agricultura.

La renovación de las tierras gracias a las crecidas del Nilo les permitían tener hasta tres cosechas de gran calidad. El cereal que empleaban para la elaboración de la cerveza no era solo la cebada, sino también la espelta, un trigo rojo que posiblemente procedía de Palestina. No obstante, la cebada no era exclusiva para la fabricación de cerveza, sino también para cocinar alimentos como panes, tortas y otros derivados.

En el Antiguo Egipto encontramos una variedad de cerveza que era diferenciada por medios de calificativos “cerveza fuerte”, “cerveza dulce”, “cerveza espesa” o “cerveza roja”, entre otras. En ocasiones, se diferenciaba por su procedencia (“cerveza de Siria”) o por su denominación (“cerveza de la amistad”). Ante todo sabemos que la cerveza a la que estamos acostumbrados no tiene nada que ver con la cerveza elaborada en el Mundo Antiguo.

La elaboración de la cerveza egipcia

Las cerveceras aparecen en la vida cotidiana. Son las mujeres las que comienzan con la elaboración y la cocción, como atestiguan las estatuillas de mujeres moliendo grano o tamizando la harina resultante dentro de las tumbas. Más tarde, la fabricación de la cerveza formará parte de una industria financiada por el estado y presidida por hombres.

El proceso de la elaboración de la cerveza lo tenemos en cartas, recibos y otras obras escritas, donde nos dicen cómo se elabora y por quién. Por ejemplo, en la tumba de Amenofis II nos explica los ciclos de elaboración, desde el malteado, amasado y filtrado hasta la guarda, el transporte y su posterior consumo.

La cerveza comienza a producirse a través de la mezcla de panes previamente cocidos en agua. Esa mezcla se colocaba dentro de recipientes ya calentados para que inicie la fermentación. La temperatura era probable que no alcanzara más de 80 grados, ya que el material se podía ver comprometido. A la mezcla se le añadían dátiles o miel para endulzarla, ya que los egipcios desconocían el azúcar de caña o remolacha, y, por último, se añadía levadura para aumentar la fermentación.

elaboración de la cerveza en Egipto
Proceso de elaboración de la cerveza

En el Imperio Nuevo se mezclaba la cebada y el trigo con agua para crear un puré. Éste se vertía dentro de un recipiente para calentarlo y comenzar el proceso de fermentación. Una vez acabado este proceso, se colaba y se agregaban hierbas y frutas para darle sabor a los diferentes tipos de cerveza. Una sellada en una jarra cerámica se almacenaba bajo tierra para simular un proceso similar al de la posterior cocción. Este proceso elaboraba una cerveza bajo en alcohol. El uso para la elaboración de cerveza de emmer y cebada junto a los dátiles y la miel provocó una disminución de la fabricación de la cerveza común en aumento de ésta para las élites. En este caso la cerveza tenía mayor grado de alcohol, porque su calidad era calificada en proporción al nivel de intoxicación en los consumidores.

La fabricación de la cerveza estaba controlada por cada nomo o provincia de Egipto, quienes contactaban con la administración del faraón. Éstos eran los encargados de sellar y colocar una inscripción en la tapa para certificar la calidad y autenticidad de la cerveza. Con esta medida se evitaba mezclar el contenido hasta su apertura en las celebraciones o rituales.

En resumen, la cerveza fue elaborada dentro de las casas por las mujeres, más tarde pasó a ser elaborada a gran escala en las cervecerías para su distribución en las tabernas y, finalmente, fue elaborada dentro de los templos para los dioses, ya que es gracias a Osiris y al conocimiento que le ha otorgado a la humanidad el que podamos disfrutar de una buena cerveza.